Select Page
André Siso Zapata

ANDRÉS ZAPATA LUGO / LA VOZ

Reunión en Lugo de CoGaVe, que eligió a la federación de Lugo para presidir el movimiento vecinal de Galicia

Más de 500 asociaciones forman parte de este colectivo, que le reprocha a la magistrada de Marbella sus «palabras peyorativas hacia el rural»

28 oct 2021 . Actualizado a las 13:06 h.

La Confederación Gallega de Asociaciones Vecinales (Cogave), que aglutina a más de 500 colectivos de este tipo y que tiene su sede en Lugo, emitió este jueves un comunicado en el que le exige una «disculpa pública» a la jueza de Marbella que dictó la pasada semana un auto por el que retira a una mujer la custodia de su hijo, de apenas un año de edad, en favor del padre, bajo el argumento principal de que la progenitora reside «en la Galicia profunda».

En el escrito, la Cogave muestra su «profundo rechazo a la expresión peyorativa con la que la magistrada se ha referido a la Galicia rural». Esta mención fue el origen de una reacción en cadena que terminó con el Parlamento de Galicia rechazando de forma unánime el comentario de la jueza. Desde la asociación, acusan a la magistrada de aludir a la Galicia rural dando a entender que es «un entorno incapaz de permitir el correcto y feliz desarrollo del proyecto vital de una persona».

La Cogave habla de tres circunstancias que, según ellos, contribuyen a menoscabar la imagen de Galicia. La primera es el «prejuicio alejado de la realidad» que sugiere la utilización de esa expresión por parte de la jueza. La segunda, la «gravísima ofensa y falta de respeto a las miles de personas que residen en zonas rurales de nuestra Comunidad Autónoma, que día a día han demostrado la grandeza del entorno rural». Así, defienden de nuevo una de las grandes reivindicaciones de estas asociaciones, el cuidado de la Galicia vaciada en el rural. Por último, inciden en «el poco valor y apoyo que se otorga desde las Administraciones para estos territorios», que son «pieza clave de la cadena vital». Todo esto constituye «una falta de respeto que no podemos consentir».

Desde la Confederación creen, además, que esta expresión supone «un grave perjuicio a la imagen social de la Justicia». Los valores de la misma, explican desde la Cogave, son «la equidad, la libertad y la igualdad», algo que no se respetó en este auto. 

Según refleja en el escrito, la magistrada considera que «Marbella es una ciudad cosmopolita, que tiene todo tipo de infraestructuras, con todo tipo de colegios para poder educar a un niño, públicos o privados, con un buen hospital…». Y añadió: «En definitiva, ofrece múltiples posibilidades para el adecuado desarrollo de la personalidad de un niño y para que crezca en un ambiente feliz. Lo que no sucede con la pequeñísima población en la Galicia profunda a la que se ha trasladado la madre», lugar que «se encuentra lejos de todo» y en el que, incluso, «no hay opciones laborales».

Por lo tanto, desde la Confederación, exigen a la jueza «unas disculpas públicas», motivadas por «sus palabras en el auto, pronunciadas de modo peyorativo hacia el entorno rural de Galicia y a las miles de personas que en él residen». 

El medio millar de asociaciones representadas se unen en siete federaciones principales. Son la Lucus Augusti, de Lugo; la Limiar, de Ourense; la de A Coruña y su área metropolitana; la Castelao, de Pontevedra; la O Facho, de Cangas do Morrazo; la Roi Xordo, de Ferrol, y la Eduardo Chao, de Vigo.

FUENTE: LA VOZ DE GALICIA. EDICIÓN LUGO 28/10/2021

GalegoEspañol