Select Page

Lorena García Calvo
LORENA GARCÍA CALVO LUGO / LA VOZ
En el 2015 la Federación Vecinal se echó a la calle para reclamar la hemodinámica 24 horas y consiguió el servicio ALBERTO LÓPEZ

Advierte a la Xunta de que si no acelera los plazos tomará medidas legales y saldrá a la calle

14 jul 2022 . Actualizado a las 17:27 h.

Allá por el año 2015, la Federación Vecinal Lucus Augusti y su rama sanitaria, la Plataforma en Defensa de la Sanidad y las Especialidades del HULA se echaron a la calle para lograr que el hospital de Lugo contase con el servicio de hemodinámica las 24 horas. Las movilizaciones, masivas, surtieron efecto. Siete años después, los colectivos vuelven a poner esa posibilidad sobre la mesa. Esta vez, para lograr que el centro hospitalario lucense cuente con una unidad de ictus completa y bien equipada. 

La Federación Vecinal tira de datos para explicar su demanda. Señalan que cada año, unos 800 pacientes sufrían ictus en Lugo. Una dolencia que, según la Sociedad Española de Neurología, sufrirá a lo largo de su vida uno de cada cuatro adultos mayores de 25 años. La dolencia es la segunda causa de muerte en España, la primera en mujeres, falleciendo el 15 % de los que lo sufren y quedándose con alguna dependencia funcional el 30 %. 

Ante este panorama, el colectivo lleva cinco años exigiendo una unidad de ictus completa. Demandan que haya un neurólogo de guardia en el hospital las 24 horas del día, un neurorradiólogo de guardia en todo momento para diagnósticos y tratamientos, un equipo de enfermería con un ratio de un enfermero por cada cuatro camas de la unidad, una unidad de camas específicas para ictus, dotación de monitorización neurológica y un servicio de rehabilitación global específico. Este, reclaman, ayudaría a la hora de adaptar los hogares, apoyaría en cuestiones de movilidad, prestaría sesiones de rehabilitación y fisioterapia, incluiría la colaboración de un logopeda y un plan de rehabilitación cognitiva, así como orientación a nivel de ayudas. 

Estos son los servicios que debe cumplir la unidad de ictus, y que la Federación Vecinal viene reclamando desde hace un lustro. Fue entonces cuando comenzó su lucha ante las administraciones por conseguir el servicio. En mayo del 2021, el colectivo solicitó de nuevo a la Xunta las dotaciones y advirtió ya que si no avanzaba, recurrirían a la Valedora do Pobo. No hubo respuesta. 

Ahora, con el colectivo dispuesto a acudir a la Valedora, el Sergas anunció que Lugo tendrá un equipo de neurorradiología para finales del 2023. «Pero no la unidad completa de ictus», matiza la federación. «A pesar de que reconocemos un avance para su implantación, esto no completa nuestra demanda».

A la vista de que no satisfacen todas las demandas, la Federación avisa: «Si no se aceleran los plazos para una verdadera unidad completa de ictus, tomaremos todas las medidas legales a nuestro alcance, incluso si son precisas, las movilizaciones en la calle, como nos obligaron para conseguir la implantación de hemodinámica, radioterapia y medicina nuclear».

FUENTE: LA VOZ DE GALICIA. 14/07/2022.

GalegoEspañol